IdT – Les idées du théâtre


 

Dédicace

Parte primera de las comedias

Ruiz de Alarcón, Juan

Éditeur scientifique : Montero Reguera, José

Description

Auteur du paratexteRuiz de Alarcón, Juan

Auteur de la pièceRuiz de Alarcón, Juan

Titre de la pièceParte primera de las comedias

Titre du paratexteAl excelentísimo señor don Ramiro Felipe de Guzmán

Genre du texteDédicace

Genre de la pièceRecueil de comedias

Date1628

LangueEspagnol

ÉditionMadrid : Juan González. A costa de Alonso Pérez, Librero del Rey nuestro Señor,1628, in-4° (Lien vers l’édition numérisée bientôt disponible)

Éditeur scientifiqueMontero Reguera, José

Nombre de pages3

Adresse sourcehttp://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/parte-primera-de-las-comedias-de-juan-ruiz-de-alarcon-y-mendoza--0/html/021dde6e-82b2-11df-acc7-002185ce6064_12.htm

Fichier TEIhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/tei/RuizAlarcon-Primeraparte-Dedicace.xml

Fichier HTMLhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/html/RuizAlarcon-Primeraparte-Dedicace.html

Fichier ODThttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/odt/RuizAlarcon-Primeraparte-Dedicace.odt

Mise à jour2012-12-04

Mots-clés

Mots-clés français

GenreRecueil de huit comedias

RéceptionSuccès auprès du public ; valeur commerciale ; publication après représentation

Relations professionnellesRapport du dramaturge avec le dédicataire ; Duque de Medina de las Torres ; Conde duque de Olivares

AutreSituation socioprofessionnelle du dramaturge

Mots-clés italiens

GenereRaccolta di otto comedias

RicezioneSuccesso presso il pubblico ; valore commerciale ; pubblicazione dopo la rappresentazione

Rapporti professionaliRapporto del drammaturgo col dedicatario ; Duca di Medina de las Torres ; Conte duca di Olivares

AltriSituazione socio-professionale del dramaturgo

Mots-clés espagnols

GéneroColección de ocho comedias

RecepciónÉxito en los teatros ; valor comercial ; publicación tras la representación

Relaciones profesionalesRelación del dramaturgo con el dedicatario ; Duque de Medina de las Torres ; Conde duque de Olivares

OtrasSituación socio-profesional del dramaturgo

Présentation

Présentation en français

Après un séjour au Mexique, Juan Ruiz de Alarcón revint en Espagne en 1613 ou 1614 et s’installa à Madrid, où il allait résider jusqu’à sa mort. Dans cette ville, il sollicite divers postes dans l’administration, mais il lui faudra attendre un certain temps avant d’obtenir un quelconque résultat. Dans l’intervalle, son activité littéraire s’intensifie, ce qui lui permet d’obtenir, dans la petite ville qu’était encore Madrid, une certaine notoriété, en particulier après le succès obtenu par certaines de ses comedias. On en dénombre pas moins d’une douzaine, représentées entre 1618 et 1627, avant la publication de la Parte primera de las comedias. La dédicace traduit la reconnaissance de l’auteur envers son supérieur, le Duc de Medina de las Torres, pour qui il travaillait depuis le 17 juin 1626, date à laquelle le roi le nomma rapporteur (relator) surnuméraire au Conseil des Indes.

Présentation en espagnol

Tras una temporada en México, Juan Ruiz de Alarcón regresó a la península en 1613 o 1614, instalándose en Madrid, donde residiría hasta su muerte. En esta ciudad pretende diversos cargos en la administración, pero sin obtener ningún resultado positivo hasta bastantes años después. En el entretanto, su actividad literaria se intensifica, lo que le permite obtener en el pequeño Madrid de entonces una cierta notoriedad, especialmente tras los éxitos obtenidos por algunas comedias : constan no menos de una docena de comedias representadas entre 1618 y 1627, antes de la publicación de la Parte primera de comedias. La dedicatoria refleja el agradecimiento del escritor a su superior, el Duque de Medina de las Torres, a cuyas órdenes trabajaba desde el 17 de junio de 1626, fecha en la que el Rey le nombró relator supernumerario del Consejo de Indias.

Texte

Al excelentísimo señor don Ramiro Felipe de Guzmán,1 señor de la casa de Guzmán, duque de Medina de las Torres, marqués de Toral, marqués de Monesterio, conde de Parmacolleo y Valdorce, señor de la villa y montañas de Boñar, del valle de Curueño, del Castillo de Abiados, de los concejos de los Cilleros, comendador de Valdepeñas, gran canciller de las Indias, tesorero general de la corona de Aragón, capitán de los cien hijosdalgo de la guarda de la Real Persona y sumiller de corps de su majestad del rey nuestro señor Felipe cuarto, que Dios guarde.

{NP1} Aunque los favores que la fortuna con tantos ojos, como razones su majestad, emplea en vuestra Excelencia, y los que vuestra Excelencia con tanta largueza en mí, y el puesto que hoy tan dignamente ocupa, de presidente y gran canciller de las Indias, de cuyo consejo soy ministro2, le adquieren para ser elegido mi Mecenas3 derechos tan preciosos4, {NP2} títulos son todos que están de sobra, en llegando a la consideración de las partes de magnanimidad, prudencia, piedad y justicia, que contra las amenazas de su edad y pronósticos de la envidia5, con tal armonía templadas le componen que parece que el cielo, con particular cuidado, ha querido, con el acierto que ha mostrado la experiencia, desempeñar la elección que hizo el amor, de quien fió a edad tan verde multiplicados ministerios que, divididos, apenas la más madura puede a cada uno satisfacer. Pues, aunque concedo cuanto debo y puedo a la prudencia y divino dictamen de su Majestad y a la especulación, seso y buen celo del Conde6, mi señor, nunca me persuadiré a que no han excedido los efectos a sus esperanzas: sólo concederé que les han igualado sus deseos. Pues, si la recomendación mayor, según Séneca, para con los buenos es serlo7, yo, que cuando no lo sea, debo al menos trabajar por parecerlo, no he menester más que serlo tanto vuestra excelencia para publicarme afecto y conocerme obligado a celebralle en lo más que mis pocas fuerzas alcancen, ni vuestra excelencia para ampararme. Estas, pues, ocho Comedias, si no lícitos divertimentos del ocio, virtuosos efectos de la necesidad en que la dilación de mis pretensiones me puso, reciba vuestra excelencia en su protección, que si bien {NP3} parecerá que por haber pasado la censura del teatro no necesitan de tan gran defensa, tal es la envidia que la han menester. Guarde nuestro Señor a vuestra excelencia los años y los aumentos que desea, entre los demás, este su menor criado. El licenciado Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza.