IdT – Les idées du théâtre


 

Dédicace

Tercera Parte de comedias de don Pedro Calderón de la Barca, Caballero de la Orden de Santiago. Dedicadas al Excelentísimo señor don Antonio Pedro Álvarez Osorio Gómez Dávila y Toledo, Marqués de Astorga y San Román, Conde de Trastámara y Santa Marta, Duque de Aguiar, Conde de Colle, Conde y señor de las Casas de Villalobos, señor del Páramo y Villamañán, &c.

Calderón de la Barca, Pedro

Éditeur scientifique : Herzig, Carine

Description

Auteur du paratexteCalderón de la Barca, Pedro

Auteur de la pièceCalderón de la Barca, Pedro

Titre de la pièceTercera Parte de comedias de don Pedro Calderón de la Barca, Caballero de la Orden de Santiago. Dedicadas al Excelentísimo señor don Antonio Pedro Álvarez Osorio Gómez Dávila y Toledo, Marqués de Astorga y San Román, Conde de Trastámara y Santa Marta, Duque de Aguiar, Conde de Colle, Conde y señor de las Casas de Villalobos, señor del Páramo y Villamañán, &c.

Titre du paratexteAl Excelentísimo señor don Antonio Pedro Osorio Gómez Dávila y Toledo, Marqués de Astorga y San Román, Conde de Trastámara y Santa Marta, Duque de Aguiar, Conde de Colle, Conde y señor de las Casas de Villalobos, señor del Páramo y Villamañán y de las siete villas en Campos, Valderas, Castroverde, Becilla, Villavornate, Fuentes de Ropel, Roales y Valdescorriel, de la fortaleza, villa y tierra de Villazala, del castillo y jurisdicción de Cepeda, Valle de Samario, Urcedo y Casas de Manzanal, de la villa y tierra de Chantada, del castillo, villa y tierra de Turienzo de los Caballeros, de las villas y montañas de Boñar, Prioro, Morgovejo y Valderueda, Alférez Mayor del Pendón de la divisa del Rey N. S., Canónigo de la Santa Iglesia de León, Gentilhombre de la Cámara de su Majestad, y Virrey y Capitán General del Reino de Valencia, &c.

Genre du texteDédicace

Genre de la pièceRecueil de comedias

Date1664

LangueEspagnol

ÉditionMadrid, Domingo García Morrás, 1664, In-4°.

Éditeur scientifiqueHerzig, Carine

Nombre de pages1

Adresse sourcehttp://bdh.bne.es/bnesearch/CompleteSearch.do?field=todos&text=tercera+parte+de+comedias+de+calder%C3%B3n&showYearItems=&exact=on&textH=&advanced=false&completeText=&pageSize=1&pageNumber=1

Fichier TEIhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/tei/Calderon-TerceraParte-Dedicace.xml

Fichier HTMLhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/html/Calderon-TerceraParte-Dedicace.html

Fichier ODThttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/odt/Calderon-TerceraParte-Dedicace.odt

Mise à jour2014-03-13

Mots-clés

Mots-clés français

MetadiscoursHommage sous forme de jeu conceptuel

Relations professionnellesPublication des Partes de Calderón ; publication par un ami du dramaturge ; relations de Calderón avec ses éditeurs et ses imprimeurs ; attributions frauduleuses ; éditions défectueuses

Mots-clés italiens

MetadiscorsoOmaggio sotto forma di un giocco concettuale

Rapporti professionaliPubblicazione delle Partes di Calderón ; pubblicazione per un amico del drammaturgo ; relazioni di Calderón con i suoi editori e tipografi ; attribuzioni fraudolente ; edizioni diffetose

Mots-clés espagnols

MetadiscursoHomenaje a modo de juego conceptual

Relaciones profesionalesPublicación de las Partes de Calderón ; publicación por un amigo del dramaturgo ; relaciones de Calderón con sus editores e impresores ; atribuciones fraudulentas ; ediciones defectuosas

Présentation

Présentation en français

Ce texte constitue la dédicace de la Tercera parte de comedias de don Pedro Calderón de la Barca, publiée en 1664 par un ami du poète, Sebastián Ventura de Vergara y Salcedo. Cette dédicace est de Calderón lui-même, qui intervient ainsi pour la première fois, bien que de façon indirecte et sans y prendre une part active, dans le processus de publication de ses Partes. La Primera et la Segunda parte de comedias de Calderón ont en effet vu le jour l’une en 1636 et l’autre en 1637, sous l’impulsion du frère du dramaturge, José Calderón de la Barca, qui en signa les deux dédicaces (adressées respectivement au connétable de Castille Bernardino Fernández de Velasco et à don Rodrigo de Mendoza Rojas y Sandoval). Il peut sembler surprenant qu’une période de presque trente ans sépare l’édition princeps des deux premières Partes de celle de la troisième. Cela peut peut-être s’expliquer par le fait que les dramaturges de l’époque ne se soucient guère de faire publier leurs œuvres, créées en priorité pour l’espace éphémère de la représentation, pour laquelle elles sont généralement adaptées par les directeurs de compagnie (les autores, comme on les appelle à l’époque). Le processus de création théâtrale a donc sans doute exercé une influence notable sur le devenir (ou le non-devenir) éditorial des pièces, les poètes ne s’occupant pas, le plus souvent, de la publication de leurs créations, prise en charge soit par un proche ou un ami, soit par quelque libraire, le cas le plus fréquent étant encore que ces pièces soient perdues ou tombent tout simplement dans l’oubli. D’un autre côté, plusieurs réimpressions des deux premières Partes ont émaillé ces trente ans, au cours desquels Calderón s’est définitivement imposé comme le plus grand dramaturge de son temps, dont la gloire n’est donc plus à construire.

L’accent est mis par Calderón – comme son frère l’avait fait avant lui dans les dédicaces de la Primera et de la Segunda parte – sur le problème de l’établissement des textes et de leur fiabilité. C’est vraisemblablement à partir des originaux que lui aurait fournis Calderón que son ami aurait mené à bien l’édition des douze comedias contenues dans cette Tercera parte. ; Cette dédicace se structure de façon traditionnelle en deux parties : d’une part, les raisons qui ont motivé la publication du volume, à savoir le souci d’offrir des textes bien établis et fiables ; d’autre part, l’hommage rendu au marquis d’Astorga, aux frais duquel cette Tercera Parte fut probablement imprimée et sous la protection duquel Calderón place l’édition de ses pièces. L’originalité du texte réside dans le style et l’habileté du poète, qui construit cet hommage sur un jeu conceptuel triangulaire autour de sa personne, l’éditeur du volume et son mécène.

Présentation en espagnol

Este texto constituye la dedicatoria de la Tercera parte de comedias de don Pedro Calderón de la Barca, publicada en 1664 por un amigo del poeta, Sebastián Ventura de Vergara y Salcedo. Dicha dedicatoria es del mismo Calderón, que interviene así por primera vez en el proceso de publicación de sus partes, aunque de manera indirecta y sin tomar parte activa en él. La Primera y la Segunda parte de comedias de Calderón salieron en efecto en 1636 para una, y en 1637 para la otra, a iniciativa del hermano del dramaturgo, José Calderón de la Barca, que firmó sus dedicatorias (dirigidas respectivamente al Condestable de Castilla Bernardino Fernández de Velasco y a don Rodrigo de Mendoza Rojas y Sandoval). Puede sorprender que un periodo de casi treinta años separe la edición princeps de las dos primeras partes de la de la tercera. Quizá se pueda explicar por el hecho de que los dramaturgos de la época no se preocupan por la publicación de sus obras, creadas ante todo para el espacio efímero de la representación, para la que suelen ser adaptadas por los directores de compañía (los autores, como los llaman en la época). El proceso de creación teatral ejerció sin duda una notable influencia en el destino (o la ausencia de destino) editorial de las piezas, en la mayoría de los casos no tomando a cargo los poetas la publicación de sus creaciones, realizada por algún pariente o amigo, o por algún librero, siendo el caso más frecuente que se perdieran estas obras o se olvidaran por completo. Por otro lado, hubo varias reimpresiones de las dos primeras partes a lo largo de estos treinta años, en que Calderón se impuso definitivamente como el mayor dramaturgo de su tiempo y cuya gloria no necesitaba pues ser construida ni asentada. ; Calderón pone el acento – como había hecho su hermano en las dedicatorias de la Primera y de la Segunda parte – en el problema del establecimiento de los textos y su fiabilidad. Fue pues a partir de los originales que le habría facilitado el propio Calderón como Sebastián Ventura llevó a cabo, según afirma el poeta, la edición de las doce comedias contenidas en esta Tercera parte, lo que no parece haber sido el caso de las dos primeras. ; Esta dedicatoria se estructura de manera tradicional en dos partes : por un lado, las razones que motivaron la publicación del volumen, a saber la preocupación por ofrecer textos bien establecidos y fidedignos ; por otro, el homenaje rendido al marqués de Astorga, que probablemente sufragó la impresión de esta Tercera Parte y a cuya protección apela Calderón para la edición de sus obras. La originalidad del texto reside en el estilo y la habilidad del poeta, que construye este homenaje en un juego conceptual triangular en torno a su persona, el editor del volumen y su mecenas.

Texte

Excelentísimo señor don Antonio Pedro Álvarez Osorio Gómez Dávila y Toledo, Comendador de la Orden de Calatrava, Marqués de Astorga y San Román, Conde de Trastámara y Santa Marta, Duque de Aguiar, Conde de Colle, Conde y señor de las Casas de Villalobos, señor del Páramo y Villamañán y de las siete villas en Campos, Valderas, Castroverde, Becilla, Villavornate, Fuentes de Ropel, Roales y Valdescorriel, de la fortaleza, villa y tierra de Villazala, del castillo y jurisdicción de Cepeda, Valle de Samario, Urcedo y Casas de Manzanal, de la villa y tierra de Chantada, del castillo, villa y tierra de Turienzo de los Caballeros, de las villas y montañas de Boñar, Prioro, Morgovejo y Valderueda, Alférez Mayor del Pendón de la divisa del Rey N. S., Canónigo de la Santa Iglesia de León, Gentilhombre de la Cámara de su Majestad, y Virrey y Capitán General del Reino de Valencia, &c.            

{NP1} Por el papel, Excelentísimo señor1, que sigue a este pequeño humilde culto de mi obligación y de mi afecto, verá V. E. las razones con que don Sebastián Ventura de Vergara Salcedo, mi más apasionado amigo, se ha movido a sacar estas doce comedias2 de sus originales, procurando, según dice, restaurarlas de los achacados errores que padecen otras en la estampa – como si no les bastaran los míos sin que necesitaran, para su desdoro, de que nadie les añadiera los ajenos – ; y esto en tanto grado que aun las que fueron mías, sin muchas que sin serlo, andan en nombre mío, no conservan de haberlo sido más que el nombre. Bien debiera agradecerle la fineza de que ya que hayan de salir hurtadas, ajenas y defectuosas, salgan corregidas, enmendadas y cabales. Pero con todo eso no puedo en una parte dejar de convertir en queja el agradecimiento, pues remata la primera noticia que me da de haber hecho esta impresión con decirme que deja a mi albedrío el elegirlas dueño, a cuya autoridad salgan defendidas y amparadas de la común censura a que nacen expuestas todas las públicas acciones voluntarias. Esta, señor, es la queja, que sola no me atrevo a perdonarle por haber puesto en duda qué dueño había de elegir quien tiene a V. E. por su dueño. Y pues los tres tenemos que perdonarnos, yo la duda, él la queja y V. E. la osadía de haberme tan sin méritos favorecido de su amparo, quedemos todos bien, él con que puso en mi arbitrio mi elección, yo con que supe lograrla en V. E. y V. E. con que por sí mismo – primera y última razón de su grandeza – no desdeñó admitirla.

Guarde Dios a V. E. los felices años que desea,

su más humilde criado y capellán, Q. S. M. B. don Pedro Calderón de la Barca.