IdT – Les idées du théâtre


 

Préface

Verdadera quinta parte de las comedias de don Pedro Calderón de la Barca

Vera Tassis, Juan de

Éditeur scientifique : Garrot Zambrana, Juan Carlos

Description

Auteur du paratexteVera Tassis, Juan de

Auteur de la pièceCalderón de la Barca, Pedro

Titre de la pièceVerdadera quinta parte de las comedias de don Pedro Calderón de la Barca

Titre du paratexteAdvertencias a los que leyeren

Genre du textePréface

Genre de la pièceRecueil de comedias

Date1682

LangueEspagnol

ÉditionMadrid, Francisco Sanz, 1682 in-4°

Éditeur scientifiqueGarrot Zambrana, Juan Carlos

Nombre de pages7

Adresse sourcehttp://alfama.sim.ucm.es/dioscorides/consulta_libro.asp?ref=B18679158&idioma=0

Fichier TEIhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/tei/Calderon-VerdaderaQuinta-Preface.xml

Fichier HTMLhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/html/Calderon-VerdaderaQuinta-Preface.html

Fichier ODThttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/odt/Calderon-VerdaderaQuinta-Preface.odt

Mise à jour2014-03-11

Mots-clés

Mots-clés français

GenreComédie de cape et d’épée ; comédie historique ; comédie à sujet fictif ; auto sacramental

RéceptionSuccès ; histoire éditoriale

FinalitéMorale ; plaisir ; admiration

ExpressionAssociation du style et du sous-genre dramatique ; style moyen ; style élevé

Relations professionnellesStatut de l’auteur ; propriété intellectuelle ; éditions frauduleuses

AutreÉtablissement du corpus de l’auteur

Mots-clés italiens

GenereCommedia di cappa e spada ; comedia storica ; comedia di favola ; auto sacramental

RicezioneSuccesso ; storia editoriale

FinalitàMorale ; divertimento ; meraviglia

EspressioneAssociazione dello stile a une sotto-genere teatrale ; stile medio ; stile elevato

Rapporti professionaliStatuto del autore ; prorprietà artistica ; edizione non legitima

AltriCostituzione del corpus del autore

Mots-clés espagnols

GéneroComedia de capa y espada ; histórica, de fábula ; auto sacramental

RecepciónÉxito ; historia editorial

FinalidadMoral ; entretenimiento ; admiración

ExpresiónAsociación del estilo al subgénero dramático ; estilo medio ; elevado

Relaciones profesionalesEstatuto del autor ; propiedad intelectual ; ediciones fraudulentas

OtrasEstablecimiento del corpus del autor

Présentation

Présentation en français

Les éditions théâtrales de Calderón publiées de son vivant et sous son contrôle sont relativement rares, et il semblerait que celles de sa maturité parurent contre sa volonté. De fait, il était devenu le dramaturge par excellence, si bien que ses comedias étaient fréquemment imprimées, souvent à la hâte et avec peu de soin ; de plus, on lui attribuait des pièces dont il n’était pas l’auteur afin d’attirer l’acheteur peu avisé. Dans cette préface, l’éditeur Vera Tassis veut (entend) dresser un corpus digne de foi ; il établit également une liste des fausses attributions, entreprise louable dont nous savons qu’elle est encore aujourd’hui inachevée. Le texte soulève indirectement une autre question restée sans réponse : l’attitude du poète lui-même par rapport à la publication de ses œuvres.

On retrouve donc un catalogage pointilleux, mais entaché de quelques erreurs, accompagné d’attaques aux libraires peu délicats, aux imprimeurs négligents ; l’éditeur y reprend à son compte les propos de l’auteur dans la préface de la Primera parte de ses Autos. Il faut également souligner que Vera Tassis distingue quatre sous-genres : les comédies de cape et d’épée, les comédies historiques, les comédies « à sujet fictif » et les autos sacramentales. La question n’est pas traitée de façon approfondie, mais on perçoit à travers l’association du style élevé avec les trois derniers sous-genres, et le choix d’une langue simple pour la comédie de cape et d’épée, que l’opposition comédie-tragédie reste toujours en vigueur bien que cette dernière ne soit pas mentionnée.

Présentation en espagnol

Calderón publicó en vida con escasa frecuencia y parece que en su madurez casi contra su voluntad; al propio tiempo, se había convertido en el dramaturgo por excelencia, por lo cual sus comedias se imprimían sin cesar, en general de forma harto descuidada, y se le adjudicaban títulos que no le pertenecían para atraer al comprador incauto. Vera Tassis se propone establecer un corpus fidedigno señalando incluso las falsas atribuciones, labor que como sabemos todavía no podemos dar por culminada. Indirectamente, plantea el editor otra pregunta sin respuesta satisfactoria: la actitud del propio poeta con respecto a la publicación de sus obras. ; Además de la catalogación escrupulosa, pero no exenta de errores, encontramos ataques a los libreros desaprensivos, a los impresores descuidados, siguiendo en ello las palabras del autor en el Prólogo de la Primera parte de sus Autos. Otro aspecto relevante es la enunciación de cuatro subgéneros teatrales : comedias de capa y espada, comedias de historia, comedias de fábula y autos sacramentales. Vera Tassis no se extiende sobre el asunto, pero se deduce, gracias a la asociación de estilo elevado con los tres últimos, mientras que la comedia de capa y espada se escribe en lenguaje sencillo, que sigue presente la oposición entre comedia y tragedia, y ello, a pesar de que ésta última no se mencione.

Texte

Advertencias a los que leyeren

{68} La codicia de algunos libreros y la ignorancia de muchos trasladantes han ocasionado los innumerables errores que padecen todas las comedias de España, ya haciéndolas imprimir diminutas y defectuosas, o ya trasladándolas sin conocimiento dellas, intitulándolas unos y otros con supuestos autores, tanto por autorizar su maliciosa culpa, cuanto por darlas más interesado valor1; atrevimiento que no perdonó las siempre inimitables de aquel venerado fénix don Pedro Calderón de la Barca, pues aunque su modestia disimuló cuanto pudo este continuado yerro, no puede mi respeto y obligación dejar de atajarle, antes que llegue a excesivo, ya que no en todo, en alguna parte, y mas acordándose de las repetidas persuasiones que muchos amigos suyos y yo le hicimos para que en vida declarase las suyas, juntándolas en tomos separados de las ajenas2.Y aunque por el ceño grande que siempre tuvo con sus obras, y con los que se las usurpaban, no condescendió con nuestros ruegos, ya vino a permitir a mi celosa instancia la pretendida licencia de darlas a la prensa, y pasar las pruebas dellas; vanidad que no podrán usurparme cuantos blasonan de mayores amigos suyos, pues pueden desengañarse, viendo que empecé a usar della en las dos comedias que puse en la Parte cuarenta y seis de Varias3. Y cuando en vida le merecí este singular favor, yerro fuera en mí muy descolorido, y ajeno de toda razón, si en muerte no me valiera dél, para sacrificarle los tesoros de mi voluntad; y no menos notable, si habiéndolas de poner en Partes separadas, intitulara ésta la Sexta, cuando en vida también fue la primer capitulación el deshacerla, y cuando aun en muerte me lo está mandando en el Prólogo del Primero Tomo de sus Autos4, con estas palabras : « Pues no contenta la codicia con haber impreso, tantos hurtados escritos míos, como andan sin mi permiso, adocenados, y tantos como sin ser míos andan impresos con mi nombre, ha salido ahora con un libro intitulado Quinta Parte de Comedias de Calderón, con tantas false {69}dades como haberse impreso en Madrid y tener puesta su impresión en Barcelona, no tener licencia, ni remisión, ni del Vicario, ni del Consejo, ni aprobación de persona conocida. Y finalmente, de diez comedias que contiene, no ser las cuatro mías, ni aun ninguna pudiera decir, según están no cabales, adulteradas y defectuosas, bien como trasladadas a hurto para vendidas y compradas de quien ni pudo comprarlas, ni venderlas ». Por cuya causa intitulo ésta la Verdadera Quinta Parte. En la Cuarta que publicó don Pedro5, quiso distinguir las ajenas, y su achacosa edad no permitió pudiese hacer entero juicio de todas, y así sólo señaló cuarenta, pero no puso las suyas, que era el verdadero distinguirlas de las otras ; por lo cual me fue preciso pasar a hacer examen más riguroso, viendo a mi parecer cuantas comedias se han impreso en España, con cuyo prolijo desvelo he recogido unas y otras, quedando vanamente descansado, por conocer que a las proprias quité infinitos errores con que andaban impresas, y trasladadas, y las que andan debajo de su nombre, las separé dellas ; y para que a todos conste cuáles son las verdaderas, y cuáles las supuestas, se ponen aquí unas y otras6.

Comedias verdaderas de don Pedro.
En sus tomos7:

1 La vida es sueño
Casa con dos puertas
El purgatorio de San Patricio
La gran Cenobia
La devoción de la cruz
La fuente de Mantible.
Saber del mal y del bien
Lances de amor y fortuna.
La dama duende.
Peor está, que estaba.
El sitio de Bredá.
El príncipe constante.
{70 col 1}
2 El mayor encanto Amor.
Argenis y Poliarco.
El galán fantasma.
Judas Macabeo.
El médico de su honra.
La Virgen del Sagrario.
El mayor monstruo del mundo.
El hombre pobre todo es trazas.
A secreto agravio, secreta venganza.
El astrólogo fingido.
Amor, honor y poder.
Los tres mayores prodigios.
3 En esta vida todo es verdad, y todo es mentira. [En esta vida todo es verdad y todo mentira].
El maestro de danzar.
Mañanas de abril y mayo.    
Los hijos de la fortuna.
Afectos de odio y amor.
La hija del aire, 1. y 2. parte.
Ni Amor se libra de amor.
El laurel de Apolo.
La púrpura de la rosa.
La fiera,el rayo y la piedra.
También hay duelo en las damas.
4 El postrer duelo de España.
Eco y Narciso.
El monstruo de los jardines.
El encanto sin encanto.
La niña de Gómez Arias.
El gran príncipe de Fez.
El Faetonte. [El hijo del Sol, Faetón].
La aurora en Copacabana.
El conde Lucanor.    
Apolo y Climene.
El golfo de las sirenas.
Fineza contra fineza.
5 Hado y divisa [de Leonido y Marfisa].
Los dos amantes del cielo.    
Mujer, llora y vencerás.
Agradecer y no amar.
{71 col 1}
De una causa dos efectos.    
Cuál es mayor perfección.    
El jardín de Falerina.
La sibila del Oriente.
No hay burlas con el amor.
Gustos y disgustos [son no más que imaginación].
Amigo, amante y leal.
Basta callar.

En los tomos de Varias.
No siempre lo peor es cierto.
La exaltación de la cruz.
Mejor esta, que estaba.
Luis Pérez el gallego.
Con quien vengo, vengo.
Nadie fíe su secreto.
La banda y la flor.    
Para vencer a Amor, querer vencerle.
Darlo todo, y no dar nada.
Amado y aborrecido.
De agua mansa [Guárdate del agua mansa].
Las manos blancas no ofenden.
El escondido y la tapada.
Fuego de Dios en el querer bien.
Los tres afectos de amor.
El José de las mujeres.
Las tres justicias en una.
Cada uno para sí.
Dar tiempo al tiempo.
Antes que todo es mi dama.
No hay cosa como callar.
Dicha y desdicha del nombre.
Celos aun del aire matan.
El mágico prodigioso.
Auristela y Lisidante.
Andrómeda y Perseo.
El secreto a voces.
El pintor de su deshonra.
La desdicha de la voz.
El alcalde de Zalamea.
{72 col 1}
Mañana será otro día.
El alcaide de sí mismo.
Los empeños de un acaso.    
Las armas de la hermosura.
La señora y la criada.
Fieras afemina Amor.
La estatua de Prometeo.
Amar después de la muerte.

Manuscritas.
El carro del cielo.
La Virgen de Madrid
Los Macabeos.
El triunfo de la cruz.
El castillo de Lindabridis.
D. Quijote de la Mancha.
Céfalo y Pocris, burlesca.
El acaso y el error.    
San Francisco de Borja.
Certamen de amor y celos.
Nuestra Señora de los Remedios.
Nuestra Señora de la Almudena, primera y segunda parte.
El sacrificio de Efigenia.
La Celestina.
Duelos de amor y lealtad.
Primero soy yo.
El segundo Escipión.

Las que están impresas sueltas8.
La cisma de Inglatera.
Las cadenas del Demonio.    
Los cabellos de Absalón.

Donde tiene una Jornada9.
Enfermar con el remedio, la primera.
El Pastor Fido, la tercera.
Circe y Polifemo,la tercera.
La margarita preciosa, la tercera.
El monstruo de la fortuna, la primera, en la Parte 24.
El mejor amigo, el muerto, la tercera.

{69 col 2} Comedias supuestas que andan debajo de su nombre.

En el juego de Varias
Los empeños de seis horas.
La tercera de sí misma.
El escándalo de Grecia.
La española de Florencia.
El vencimiento de Turno.
Los desdichados dichosos.
Las canas en el papel.
El conde Lucanor10 .
El mejor padre de pobres.
Los empeños de un plumaje.
Amor, ingenio y mujer.
Séneca y Nerón.
{NP 70 col 2}
El rigor de las desdichas.
Saber desmentir sospechas.
Las vísperas sicilianas.
Industria contra el poder.
Vencerse es mayor valor.
Mudanzas de la fortuna.
Los celos hacen estrellas.
El Tuzaní de las Alpujarras11.
El Rey don Pedro en Madrid.
Cómo se comunican dos estrellas contrarias.
Un castigo en tres venganzas12.
Sucesos del príncipe Lisardo.
Marco Antonio y Cleopatra.

Sueltas.
Los triunfos de José.
La paciencia de Job.
La batalla de Sopetrán.
La roca del honor.
La codicia rompe el saco.
La palabra en la mujer.
La vitoria de Fuenterrabía.
Del rey abajo, ninguno.
El casamentero.
La respuesta está en la mano.
Amor con amor se obliga.
El mal pagador en pajas.
El mayor rey de los reyes.
El rollo de Écija.
El tejedor de Segovia, primera, y segunda parte.
El conde don Sancho Niño.
La prudente Abigail.
El imposible mas fácil.
El castigo del penseque.
El mejor testigo el rey.
El prodigio de Alemania
El saco de Amberes.
El venturoso por fuerza.
El esclavo de María.
{71 col 2}
Enseñar a ser buen rey.
Haz bien, y guárdate.
Las mujeres cuando quieren.
El blasón de los Mendozas.
Engañar para reinar.
El lucero de Castilla.
Muchos indicios sin culpa.
Celos no ofenden al sol.
La mayor fineza.
Encantos del marqués de Villena.
Obrar bien, que Dios es Dios.
El mejor testigo.
Porfiando vence amor.
El Polifemo.
El caballo vos han muerto.
El premio añade el valor.
Los riesgos que tiene un coche.
La industria contra el poder.
Lo que merece el valor.
Yo me entiendo.
La bárbara de los montes.
El casamiento en la muerte.
Día de san Blas en Madrid.
La dicha del retraído.
Honra, confusión, y amor,
El perdón castiga más.
El pedir con mal intento.
Prueba de amor, y amistad.
El mejor testigo es Dios.
La cena del rey Baltasar.
El paje de don Álvaro,
La que hace un manto.
Huyendo vence el honor.
Las tres edades de España.
El rey ángel.
Cada cual lo que le toca.
Donaires de España.
El fénix de España.
El honor contra la fuerza
El castañar de Toledo.
{72 col 2}
Cada cual a su negocio.
El amor hace prodigios.
El ángel de la guarda.
El amor hace discretos.
Duelo de honor y amistad.
El galán sin dama.
Quien calla otorga.
Las amazonas.

Manuscritas.
La necedad del discreto.
La fianza satisfecha.
Aventuras de Oliveros y lealtad de Artur de Algarve.
El capitán Cornejo.
Santa Teodora.
La pulida sayaguesa.
La duquesa Rosimunda.
Los Reyes Magos.

{73} Algunas más podrá ser se hallen de las que le prohíjan, porque hay quien asegure, que casi todas cuantas se imprimen en Sevilla, para pasar a las Indias, las gradúan con el nombre de don Pedro, por intereses particulares que se les siguen a los que hacen cambio de los talentos ajenos ; pero de las legítimas no creo que habrá otra, por tener en mi poder sólo las que he señalado, rubricadas de su mano13. Y aunque muchas de aquéllas son de tan ingeniosa inventiva que pueden ilustrar a los ingenios mas célebres del orbe, su profunda modestia nunca permitió que se las arrogasen, por el escrúpulo grande que hacía de usurpar estudios y desvelos ajenos ; y así, el distinguirlas no se lo atribuya la censura maliciosa a desprecio, pues me consta, que siempre veneró las de aquel gloriosamente elevado espíritu de nuestro don Antonio de Solís, y entre las que le prohíjan, se halla la siempre plausible de Las amazonas14, que escribió este soberano autor con tantos aciertos como las demás ; y así, vuelvo a decir, habiendo mi celosa obligación y obediente gratitud de poner en tomos separados las que fueren suyas, ha sido preciso verlas todas, dando principio con este, para salvar la justa objeción que podía ponerme la discreta censura y obedecer el respetado precepto de don Pedro en todo.

De la comedia del Conde Lucanor, que pongo por suya, y por ajena, hallará el escrupuloso en el cuarto tomo de sus Comedias entera satisfacción ; y de la de Amar después de la muerte, la daré a su tiempo ; pues quedo continuando los demás tomos, para que los aclare la luz de la prensa15.

En éste, y [en] los que publicare, hallará el ingenioso tanto que aprender, cuanto el ignorante que censurar, y más si tropieza en la claridad de los dulces versos, que nunca afectó en las comedias de capa y espada ; pues con toda reverencia, y sin injuria de tantos célebres ingenios de nuestra España, confieso, que sólo nuestro don Pedro supo encontrar un nuevo arte de escribir con propriedad de voces, por muy pocos en el mundo practicado y de ninguno excedido ; porque en él fue naturaleza y cuando lo quiso unir, el estudio y {NP 74} naturaleza. Vean las comedias de historia, o fábula16, o cualquiera de los autos sacramentales, y admirarán conceptos, sentencias, tropos y figuras inimitables.

Este, pues, lector discreto, planeta luminoso, que con los rayos de sus lucientes escritos ilustra todo el orbe, cuyo oriente y ocaso mereció nuestro hemisferio, sepultado quedara en los más de sus estudios , si mi desvelo, vigilancia y veneración no los expresara a la prolija tarea de repetidos afanes ; quedando mi gratitud felizmente descansada, y gloriosamente reconocida a los continuos favores con que supo labrarla en vida para vivir en muerte, sacrificándole todos mis afectos ; y estos son los motivos que han ejecutado mi voluntad para publicar estas obras, deseando siempre con toda humildad me enmiendes los cometidos errores que en éste y los demás libros advirtieres, como también, que viva en la sucesión de los siglos quien fue tan gloriosa admiración dellos. VALE.

[Don Juan de Vera Tassis].